A.·. L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·.
AA.·. LL.·. y AA.·. MM.·.

GRAN LOGIA EQUINOCCIAL DEL ECUADOR

R.·.L.·.S.·. NUEVA AMERICA No. 22

 
INFORMACION GENERAL
GRADOS SIMBOLICOS
INFORMACION LOGIAL

 

 

A:.L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.

G:.L:.E:.D:.E:.

R:.L:.S:. Nueva América No. 22

 

LA COLUMNA DÓRICA

Como sabemos dentro del grado de C:.M:. existen cinco órdenes arquitectónicas las cuales son la Jónica, Dórica. Corintia, Toscana y Compuesta; las tres primeras que ya fueron estudiadas en el simbolismo del primer grado, representan a la SABIDURIA, FUERZA Y BELLEZA, y se encuentran en los pupitres del V:.M:., P:.Vig:. y S:. Vig:. Respectivamente, representando de igual forma a Salomón, a Hiram Rey de Tiro y a Hiram Abi.

En lo que respecta a la columna dórica el “Manual del Compañero Masón” para el Rito de York del Q:.H:. Jorge Butler nos indica que “Los dorios, eran oriundos de Dóride, Comarca de la Grecia antigua, situada al sur de la Tesalia, otra de las comarcas de lña antigua Grecia, la que estaba entre la famosa montaña del Pindo, la Fócide y el mar.

Según la tradición helénica, los dorios conformaban una de las tribus primitivas de la raza helénica y en su expansión, conquistaron el Pelaponeso, península situada al sur de Grecia que toma hoy el nombre de Morea.

Estos conquistadores, si cabe la expresión, fundaron varias ciudades, entre ellas la después famosa y guerrera Esparta o Lacedemonia, a orillas del río Eurotas, llamado hoy Vasili. Los espartanos heredaron el espíritu guerrero de los dorios y sometieron a los mesenios después de una larga lucha en el siglo VII a. de J.C. en el año 361, fue librada Mesenia del yugo de los lacedemonios por Epaminondas, el célebre general tebano, que al vencer a los hijos de Esparta en Leuctras y Mantinea, ya herido de muerte y sabiendo que el enemigo huía derrotado, exclamó: “Dejo dos hijas inmortales, Leuctras y Manitea”.

Los dorios organizados con arreglo a una constitución severa y aristocrática, dominaron, por medio de la fuerza, todo el Peloponeso y consiguieron triunfar de Atenas “en una guerra que consumió sus propias fuerzas”. Ellos contribuyeron en gran parte a la marcha de la humanidad hacia la civilización y al mejor dominio de las artes y las ciencias. Como un exponente en el arte de construir, lograron un estilo de columnas llamadas más tarde “estilo dórico” dentro del arte arquitectónico.

Las columnas dóricas consisten en pilares cilíndricos bastante sólidos y sencillos. El fuste o caña tiene 20 estrías o “mediacaña” y su altura debe ser de 8 veces su diámetro. Carece enteramente de base y su capitel es liso y macizo. Su cornisa ostenta modillones o ménsulas y su aspecto total denota FORTALEZA y noble sencillez como si se hubiera tomado por modelo,  la figura de un hombre de perfecta musculatura.

El la logia, esta columna está colocada sobre el pupitre del Primer Vigilante y denota “FUERZA”. Es una de las tres columnas que sostienen a la logia, llamadas Sabiduría, FUERZA y Belleza que también representan a Salomón, rey de Israel; Hiram, rey de Tiro e Hiram Abí, el arquitecto.

Como el rey de Tiro fuera el que proporcionó los obreros que serían divididos en aprendices y Compañeros, y como dicho personaje está representado por el Primer Vigilante, necesariamente tiene que denotar la fuerza que proporciona el músculo, y es por esta razón que dicho Oficial de la logia, “tiene fuerza bastante para vigilar la conducta de los hermanos dentro de la orden o en los trabajos, como lo indica la posición de su columna”.

La masonería proporciona a sus miembros la FUERZA necesaria para luchar e imponerse contra el mal; construir “calabozos contra el vicio” y erigir altares a la Virtud, el Honor y a la Verdad.”

Mientras que Aldo Lavagnini en su “MANUAL DEL COMPAÑERO Estudio Interpretativo de los Símbolos y Alegorías del Segundo Grado Masónico”, se refiere a la columna dórica dentro del tema de las cinco órdenes arquitectónicas en el siguiente sentido: “Las cinco órdenes de arquitectura estudiados por los antiguos constructores, caracterizados por sus columnas… pueden servir como una representación material de los cinco estados de la inteligencia…

Estas columnas se distinguen principalmente por los capiteles, o sea por su capacidad sostenedora del edificio mental que las corona, en las que se demuestra una constante evolución, hasta un límite que no puede superarse sin destruir las leyes o reglas de la Armonía y de la Belleza.

El Toscano y el Dórico –los dos más sólidos y sencillos- muestran la inteligencia rudimentaria basada sobre las percepciones y la memoria de las mismas, que el hombre tiene en común con los animales. El jónico indica los conceptos concretos elaborados sobre los primeros, el Corintio y el Compuesto las ideas generales y abstractas que provienen de las ideas más particulares y concretas, expresando respectivamente la imaginación, el juicio y la comprensión.

En cuanto al edificio simbólico, construido por los esfuerzos de la inteligencia individual, su forma afecta más bien a la imagen de la Pirámide de la cual ya hemos hablado, que apoya su base tetragonal sobre la observación del mundo fenoménico, y desde el estudio d los hechos, por medio de los cuales llega a formarse sus conceptos, pasa a inferir y reconocer las Leyes que los gobiernan, y por éstas los Principios Fundamentales y primordiales, representados por las ciencias matemáticas, es decir, en la comprensión de la Realidad Trascendental simbolizada en el punto que constituye el vértice de la Pirámide, el Oriente y el Origen primero de toda Verdad, como de toda Realidad.

Pasamos así desde el dominio de las ciencias naturales, que constituyen la parte inferior de la Pirámide de la Gnosis, al de las ciencias físicas y matemáticas que informan su parte media, y de éstas a las ciencias metafísicas por medio de las cuales se construye su parte superior, y sin las cuales quedaría truncada como la Torre de Babel, ejemplo típico de toda construcción que no se halla dirigida por la Sabiduría que proviene del conocimiento de las causas y del discernimiento de lo Real.”

Por lo dicho podemos concluir que la columna Dórica representa a la FUERZA, a la FORTALEZA que brindó Hiram Rey de Tiro al brindar las herramientas necesarias y a los aprendices y compañeros para la construcción del Templo del Rey Salomón, de igual manera esta fuerza la representa el P:.Vig:. pues es él quin comanda los trabajos en logia al tener levantada su columna cuando los hermanos trabajan y al abatirla cuando van al refrigerio.

Pero la fuerza por sí sola no funciona de manera correcta es un estado inferior de la inteligencia como nos decía Lavagnini, porque así como el león utiliza la fuerza para cazar a su presa, así también el hombre emplea la fuerza bruta para dominar y oprimir al más débil; es por ello que la fuerza primeramente necesita de la belleza para dejar de ser bruta y tosca; y, luego necesitará de la sabiduría para poder actuar en función del bien, de la Honestidad y de la Virtud.

Por lo tanto a mi parecer la palabra que debemos emplear cuando hablamos de aquella fuerza denotada en la columna dórica es VOLUNTAD, la misma que empleamos los masones para pulir la piedra bruta en primer lugar,  la voluntad de acrecentar nuestros conocimientos para poder aplicarlos en la construcción del templo interior, la voluntad que empleamos para enseñar al aprendiz a utilizar correctamente sus herramientas, la voluntad que tenemos de tolerar a nuestros hermanos, de confraternizar con ellos llegando al punto de estimarlos aunque nuestras diferencias conceptuales sean profundas y arraigadas, esa es para mi la razón de la existencia de dicha fuerza de voluntad que simboliza la columna dórica y que nos ayudará a soportar y a seguir andando con paso firme sobre el camino largo y tortuoso de nuestra perfección.

Andrés Toscano Hernández.
C:.M:.

 

Dirección: San Salvador E7-197 y La Pradera * Telfs: +593 2 2561 579 / +593 9 9765 6707 * e-mail: nuevaamerica@masoneriaecuatoriana.info

QUITO - ECUADOR