A.·. L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·.
AA.·. LL.·. y AA.·. MM.·.

B.·.R.·.L.·.S.·. NUEVA AMERICA No. 22

BAJO EL AUSPICIO DE LA GRAN LOGIA EQUINOCCIAL DEL ECUADOR
Miembros de la Confederación Masónica Interamericana (CMI)

Quito - Ecuador

 
INFORMACION GENERAL
GRADOS SIMBOLICOS
INFORMACION LOGIAL

ECUADOR

Ecuador un pais mágico

Basado en información del Instituto Geográfico Militar
y de "Historia de Nuestra Cultura"

Si algo define al Ecuador -un pequeño país de un poco más de 270 mil kilómetros cuadrados, con una población cercana a los 11 millones de habitantes- es la diversidad. Ninguna otra nación en el mundo puede presentar en un territorio tan reducido una variedad tan sorprendente de razas, culturas, idiomas, tradiciones, especies naturales, pisos ecológicos, zonas climáticas, cultivos y paisajes. Bastan un par de decenas de kilómetros para que el visitante advierta con sorpresa que el entorno ha variado sustancialmente: una flora distinta, un clima diferente, comida con otros matices, gente con costumbres disímiles.


playa
Las sorpresas no se detienen jamás: si usted viaja de la ciudad más grande del país, Guayaquil, situada muy cerca del Océano Pacífico, en el estuario del río Guayas, hacia la capital, Quito, situada en los Andes, en apenas 500 kilómetros puede disfrutar de los paisajes típicos de las zonas costeras -planicies inmensas, vegetación exuberante-, contemplar cultivos propios de los trópicos -bananos, arroz, cacao, café, piñas- y viajar acariciado por la brisa tibia del mar o sentir el rigor de soles ecuatoriales. Un par de horas más tarde, la planicie costera se ha transformado en zona premontana, las selvas subtropicales se elevan, plantaciones de bananos y palma africana se suceden al borde de la carretera, el calor se intensifica al desaparecer las brisas salinas, la humedad se siente en los poros. Pocos kilómetros más adelante, la inmensa cordillera de los Andes se dibuja en el horizonte: es hora de subir hacia las cumbres. La temperatura baja poco a poco, los cultivos son reemplazados por extensiones de vegetación de montaña. Pueblecitos de agricultores y artesanos, salpican el camino; la neblina suele ser una compañera de muchas horas. La carretera gira y gira en un carrusel sin tiempo ni aparente final. Macizos rocosos, ríos que brotan de los riscos y se lanzan en pos del océano, verde por todos lados y una fantástica variedad de orquídeas, de pájaros, de pequeños mamíferos y de grandes depredadores. Finalmente, tras la última curva, los nevados picachos de los Andes.
volcan
Es el reino cristalino del viento, la conmemoración de lo majestuoso, la escala abrumadora de las altas cumbres. Una decena de gigantes nevados -por sobre los cinco mil metros- y numerosas cumbres menores configuran un paisaje aparentemente inusual en un país cruzado por la línea ecuatorial. Y en medio de las altas cumbres, ciudades que crecen cuidando sus raices españolas, orgullosas de su pasado indígena, pero con todas las comodidades de la vida moderna. Los valles templados en los que se asientan ciudades y pueblos presentan una gama deslumbrante de tonalidades, que van desde el verde intenso de la vegetación pasando por el amarillo puro del maíz, el oro de los trigales, los verdes profundos de los bosques, hasta el azul de las montañas. Cada valle ha creado su propio microclima y su sistema peculiar, así como alberga costumbres, tradiciones, música, comida, e incluso dialectos particulares. La presencia permanente de luminosidad solar, casi todos los días del año, permite cultivar una amplia variedad de flores, cuya exportación ha convertido al país en uno de los líderes mundiales en este rubro. El clima puede variar desde un promedio de 18 grados centígrados hasta temperaturas bajo cero en las cumbres andinas. Es el territorio de fauna y flora de los Andes, en el cual domina el gigantesco cóndor que otea a su víctima remontando vuelo hasta alturas superiores a los 6.000 metros. Aquí tienen su asiento numerosas parcialidades indígenas, descendientes tanto de los primitivos pobladores de la región, como de los conquistadores incas y aymáras. El idioma predominante en la población indígena es el quichua, heredado de los incas y el español que reciben en su educación formal: son absolutamente bilingües.

Varios nevados espectaculares -entre ellos el Cotopaxi, el volcán activo más alto del planeta- invitan a la contemplación y tientan a los aventureros a una ascensión que se facilita enormemente pues las principales carreteras discurren al pie de los volcanes. Es el territorio de la llama, de la vicuña -ahora se está repoblando la población de estos animales-, del venado, el lobo y el cóndor. En los pliegues de las montañas se cultivan los productos ancestrales y ejerce un predominio severo la paja, con la cual antaño se techaban las viviendas.


Paisaje sierra ecuatorianaPaisaje de las islas GalápagosPaisaje de la selva ecuatoriana

 

 

Desde estos gigantes de hielo y roca es posible contemplar el mar hacia el oeste y la selva hacia el este. Es el último pulmón de un planeta herido por la contaminación: la selva amazónica. Esta lujuriosa sucesión de una flora espléndida en la cual habitan miles de especies aún no conocidas por el hombre, una fauna peligrosa y exótica y una variopinta población en la cual destacamos a los shuaras, herederos de los temidos jíbaros, a los huaorani -mal conocidos por un nombre que aún espanta: aucas-, a quichuas, secoyas y canelos, cuyo número ha reducido sustancialmente, así como a colonos, agricultores provenientes de todas las regiones del país.

napo
Esta gigantesca selva tropical, se encuentra apenas a decenas de kilómetros de la cordillera andina y es posible contemplar desde muchos sectores de la foresta, los picachos nevados de los Andes.

galapgosSi volvemos a la costa, encontramos riqueza sin igual en las fértiles llanuras aluviales en las cuales se cultivan productos de exportación como el banano, el café, el cacao -el cacao de aroma es el más fino del mundo-, o se han instalado gigantestas piscinas para cultivar camarón. En el norte, existe una importante población afroamericana, mientras que en el centro y sur de la región predominan los mestizos -montubios-. Pero allí no termina el Ecuador. Fuera de la plataforma continental, a mil kilómetros de la costa, se encuentran las Islas Galápagos, el último paraíso, uno de los patrimonios naturales de la humanidad. Unicas por su espectacular paisaje, pero antes que nada por su flora y fauna, que debido a las condiciones naturales del archipiélago y, en especial, a la ausencia de depredadores, conservaron sus características básicas a lo largo de los siglos, permitiendo de esa manera a Charles Darwin demostrar la teoría de la evolución de las especies.

piqurosAsombrosos y cautivadores animales, únicos en el mundo, se acercan sin temor a los hombres, protegidos por la herencia genética de siglos de convivencia sin la intervención de factores hostiles a su crecimiento. Lobos marinos, focas, piqueros, tortugas gigantes, iguanas marinas y terrestres, aves de diverso tipo, cormoranes, flamencos, delfines y ballenas, pueden ser avistados, observados a distancias muy cortas y fotografiados, cual si fuesen animales domésticos.

Esta maravilla natural es protegida desde hace más de tres décadas por el gobierno y el pueblo del Ecuador, mediante la creación del Parque Nacional Galápagos y la actividad científica y de preservación de la fundación Charles Darwin. La visita a las Islas Galápagos solo puede efectuarse con un guía calificado y las autoridades han establecido cupos anuales de visitantes para evitar afectar al delicado equilibrio ecológico del archipiélago.

cotopaxisan francisconapo1

Mares, llanuras, selvas, montañas, valles, islas, cultivos de todo tipo, frutas disponibles todo el año, flora y fauna increíbles, razas e idiomas distintos, culturas ernormemente atractivas, arte popular y artesanías espléndidas, petróleo, oro, bananos, café, flores y camarones de exportación, la enorme variedad y riqueza de un país de apenas 270 mil kilómetros cuadrados y once millones de habitantes.

No es un invento del marketing turístico, es una realidad ubicada apenas a unas pocas horas de vuelo de las más importantes ciudades del mundo. Ecuador, una nación que compendia a las demás, única y diversa.

rosaorquidea

VOLVER ARRIBA

Dirección: San Salvador E7-197 y La Pradera * Telfs: +593 2 2561 579 / +593 9 9765 6707 * e-mail: nuevaamerica@masoneriaecuatoriana.info

QUITO - ECUADOR