A.·. L.·. G.·. D.·. G.·. A.·. D.·. U.·.
AA.·. LL.·. y AA.·. MM.·.

GRAN LOGIA EQUINOCCIAL DEL ECUADOR

R.·.L.·.S.·. NUEVA AMERICA No. 22

 
INFORMACION GENERAL
GRADOS SIMBOLICOS
INFORMACION LOGIAL

 

 

A.·.L.·.G.·.D.·.G.·.A.·.D.·.U.·.
AA.·. Y AA.·. LL.·.MM.·.
M.·.R.·.G.·.L.·.E.·.D.·.E.·.

MASONERIA ECUATORIANA.

ES JUSTICIA ANTES DE INICIAR, RENDIR UN HOMENAJE A TODOS NUESTROS QUERIDOS HERMANOS QUE NOS ANTECEDIERON Y QUE DIERON GLORIA E HICIERON POSIBLE LA FORMACION, EXISTENCIA Y PERMANENCIA DE LA MASONERIA EN EL ECUADOR, GRACIAS A TODOS ELLOS.

Historia es la narración y exposición de los acontecimientos pasados y cosas memorables. La Historia de la Masonería en el Ecuador al igual que la de la Masonería en general, tiene un origen y un desarrollo no muy conocido por todos y en ciertas etapas para todos confuso

En este trabajo principalmente vamos a tratar de analizar varios acontecimientos desde el punto de vista del que hacer social y político del desarrollo nacional. Sin que ello signifique un desconocimiento a la trascendencia de otros masones que han dado sus luces en su núcleo más íntimo es decir su entorno familiar y social que es la verdadera búsqueda para alcanzar una mejor sociedad.

Tampoco vamos a cometer el error en este trabajo de apropiarnos como conquistas de la Masonería hechos históricos en los cuales han tenido coparticipación hombres e ideales de nuestra Orden. La masonería como tal no ha tenido, tiene o tendrá proyección directa hacia la sociedad pues no es su fin

Muchas veces la ignorancia el desconocimiento de los principios, ideales, simbolismo y filosofía masónica de algunos Hermanos y otras veces el intentar obtener un lustre personal en base al “brillo” que brinda pertenecer a la Masonería (en lugar de ser ellos quienes den un nuevo brillo y prestigio a la Orden en los nuevos hechos históricos que se desarrollan), induce a Hermanos a cometer el error de pretender que la proyección masónica externa se dé mediante esta apropiación indebida de hechos históricos.

La Masonería tiene como fin la formación individual del individuo y esa formación es un aporte para el desarrollo de las sociedades, que se nutren de la filosofía masónica para enriquecerse de la utopía que los masones pretendemos, de lograr una mejor sociedad y eso si lo logramos.

Sin embargo de lo anotado, la participación de los hombres y del pensamiento masónico en la historia de los pueblos es una realidad y por ello vamos a hacer un estudio cronológico de varios hechos y de Hermanos Masones que han sido gestores o participantes en los mismos en nuestra Historia del Ecuador.

 

LA MASONERIA EN LA HISTORIA DEL ECUADOR

La universalidad de la Orden Masónica, que admite con igualdad de derechos a todos los hombres, su existencia que data desde tiempo inmemorial, permiten conjugar distintas maneras de pensar, confiriendo un punto de vista excepcionalmente amplio, hacia los problemas religiosos, filosóficos, económicos, sociales y políticos de cada época.

En 1800 con la única finalidad de libertar América, se creó en Londres una Logia Masónica llamada Gran Reunión Americana, perteneciendo a esta entre otros: el precursor de la independencia de América D. Francisco de Miranda, que fue su Ven.·. M.·., Bernardo O’Higgins, Andrés Bello, Simón Bolívar, José de San Martín, José Joaquín de Olmedo, José de Antepara, y otros.

La presencia de la Francmasonería en la Historia de la Humanidad, es una realidad de la que no estamos excluidos, y esta tiene vigencia en el Ecuador desde sus inicios en la Real Audiencia de Quito, como departamento del sur de Colombia y a partir de 1.830 como República del Ecuador.

El guayaquileño José Pérez es el hito más antiguo que se conoce de la F.·.M.·. en el Ecuador, dato existente en un cuaderno judicial que reposa en la Biblioteca Nacional de Lima y que refiere un juicio tramitado en el siglo XVIII.

Para el año de 1808, trabaja en Quito la Log.·. Ley Natural, autorizada por la Potencia Masónica de Nueva Granada; siendo el Ven.·. M.·. Juan Pío Montúfar, Marques de Selva Alegre, quien presidía la Junta Suprema organizada el 10 de agosto de 1809 A esta Log.·. perteneció José Mejía del Valle Lequerica y su hermano político y  masón el Dr. Eugenio de Santa Cruz y Espejo.

Carlos Montúfar hijo del Marqués de Selva Alegre fusilado en Buga en 1816, también masón como su padre, vino a Quito en calidad de Comisionado Regio de la Corona de España; siendo él quien organizó la Junta de Gobierno que eligió como presidente al Conde Ruiz de Castilla y a Juan Pío Montúfar como vicepresidente.

Don Francisco María Roca y Rodríguez uno de los triunviros de la Junta de Gobierno, Ven.·. M.·. de la Log.·. "Estrella de Guayaquil", adquirió y aportó al pago de una imprenta que sirvió para que el sábado 21 de mayo de 1821 viera la luz el periódico "El Patriota de Guayaquil", primer periódico ecuatoriano.

El arribo a Guayaquil de los capitanes León Febres-Cordero y Oberto, Luis de Urdaneta y Faría, y Miguel de Letamendi y Martínez del Campo, además de su formación masónica, por su experiencia castrense asumieron la parte bélica de la empresa de independizar esta parte de América. En coordinación con la log.·. lautarina "Estrella de Guayaquil", que operó el 8 de octubre de 1820, perteneciendo a esta logia y a estos masones, la planificación y ejecución de la Independencia de Guayaquil.

Producido el hecho libertador del 9 de octubre de 1820, en forma simultánea se formó la División Protectora de Quito, integrada por jóvenes como Abdón Calderón Garaicoa, por comerciantes, campesinos, profesionales y literato, siendo puesta bajo el mando de Luis de Urdaneta y como Segundo Jefe León Febres Cordero, siendo el primer ejército con que contara el Ecuador.

Con altibajos, con triunfos y derrotas, entre 1820 y 1821se producen varios enfrentamientos que culminan el 24 de mayo de 1822 con al Batalla de Pichincha, participando en estos hechos los masones Urdaneta, Illingworth, los hermanos Tovar, Luzuriaga, entre otros,  siendo además capturado y torturado el masón José de Antepara y Aranza, quien muere a consecuencia del suplicio a que fue sometido.

El Intendente de Guayaquil, General Bartolomé Salom, el 24 de agosto de 1822 conforma la primera cooperativa que se conoce en el Ecuador, La Cooperativa de la Libertad de 1822, iniciada por una comunidad de negros cautivos, con el fin de alcanzar fondos para su liberación, quienes destacan el apoyo de masones como Francisco Rossi, José Chavarría, José Ignacio Cortázar, Bernardino Arboleda, Simón Camba y José Máximo; y, se constituye en el primer intento de la masonería por lograr la manumisión de los esclavos.

Siendo la manumisión todavía de difícil realización, el 18 de abril de 1822, se dictó el Decreto llamado de Libertad de Vientres,  decretado por los triunviros José Joaquín de Olmedo, Rafael María Ximena y Francisco María Roca.

La División Protectora de Quito, en cumplimiento al fin a ella encomendado, la liberación de la Real Audiencia de Quito, que inició su travesía en el Camino Real en su ruta hacia la libertad, es puesta en manos del masón Coronel Toribio Luzuriaga, quien regresa al Perú luego de haber fundado la Logia Estrella de Guayaquil que sucedió a la lautarina del mismo nombre, encargando la parte bélica la militar argentino José García.

Así con triunfos como Camino Real, Cone y Tapi y descalabros como Huachi y Tanizahua, El ejército libertador, llega cerca de Quito, donde culmina con la batalla de Pichincha el 24 de mayo de 1822.

El ilustre masón Simón Bolívar llega a Guayaquil el 11 de junio de 1822, obteniendo sendos triunfos en la batalla de Junín (27 de febrero de 1829), precedida de Ayacucho, en la que los ejércitos fueron dirigidos por el Gral. Antonio José de Sucre, quien vio la luz masónica en su tierra natal Cumaná, Venezuela, en la logia “Perfecta Armonía” No. 74.

Los pueblos recién liberados fueron sacudidos por las ambiciones, las incomprensiones y en nuestro caso los afanes imperialistas del Perú, hechos que concluyen el 27 de febrero de 1829 en la Batalla de Tarqui.

El 13 de mayo de 1830 se da lugar a la fundación de la República del Ecuador y ante los desatinos y excesos del Gral. Juan José Flores, nace una oposición entre las que destacaba la Sociedad El Quiteño Libre que cuenta con la presencia de D. Vicente Rocafuerte, masón iniciado en la Habana; esta sociedad tenía un periódico dirigido y redactado por el masón Pedro Moncayo Esparza publicado por primera vez el 12 de mayo de 1833.

Luego del mandato de Flores, le correspondió sentar las bases de nuestra República al H.·. M.·. Vicente Rocafuerte y Bejarano, organizándola, dotándola de escuelas, colegios, carreteras, etc.

La Junta que conforman Olmedo, Novoa y Ramón, luchan contra la Constitución Política aprobada en 1843, que por su contenido se la llamó Carta de la Esclavitud.

La Cooperativa de la Libertad que compra esclavos para liberarlos, el decreto de Olmedo, Ximena y Roca de 1822 llamado de libertad de vientres, son intentos de la masonería por acabar con la esclavitud, culminando esta lucha cuando un F.·. M.·. el general José María Urbina  Viteri en el ejercicio de la presidencia de la República en 1852, expide la Ley de la Manumisión de los Esclavos.

En el gobierno de Urbina, se promulgó también el Código civil ecuatoriano y se abolió los impuestos y las llamadas “Protecturías de los indios”,  rezago de las encomiendas.

El 6 de marzo de 1845 se produce la Revolución Marcista, que cumple con el cometido de acabar con el dominio del militarismo extranjero en nuestro país, e incluso al nativo, quienes ocupaban los más altos cargos Administrativos; los jefes visibles eran los masones Olmedo, elegido como presidente provisorio del gobierno formado en Guayaquil, Rocafuerte quien cumple fines diplomáticos.

En 1850, concluido el mandato de Vicente Ramón Roca, en 1849, los legisladores del Congreso Nacional que presidía el masón General José María Urbina,  se dividieron y no pudo elegir al Masón y prócer de la independencia Antonio Elizalde Lamar, siendo nombrado Diego Novoa, creándose una situación muy convulsiva en el país.

El 31 de enero de 1852 en demostración de que la masonería no solo se preocupa de las instituciones republicanas, se crea la Escuela Democrática de Arte Miguel de Santiago.

Entre 1860 a 1895 sucede un período violento y de convulsión, Gabriel García Moreno, solicita ingreso a la logia Filantropía de Guayaquil siendo rechazado su pedido, lo que originó su odio a la orden masónica. Nuevamente en el poder hace que expida el Congreso  la Constitución de 11 de agosto de 1869, llamada la Carta Negra.

El 26 de enero de 1878 se reúne en Ambato una asamblea presidida por el masón Urbina que expide la novena Constitución del Ecuador que reemplaza a la Carta Negra.

En 1885 se produce el fusilamiento de Nicolás Infante Díaz y en 1887 el de Luis Vargas Torres, defendiendo las ideas liberales y masónicas.

Durante todo este período, el ilustre masón Gral. Eloy Alfaro, hace varias incursiones e intentos revolucionarios, hasta que el 9 de julio de 1883, Guayaquil es tomada por Alfaro y por el Gral. José María Sarasti.

Hacia 1865 el Ecuador carecía de Himno Nacional, fecha en que por encargo del Congreso fue aprobado el escrito por el ilustre ambateño Juan León Mera, a este himno le pone la música el masón Antonio Neumane de la logia Filantropía de Guayaquil, a la que pertenecieron también José de Villamil y Antonio Elizalde próceres de la independencia.
 
El periódico El Telégrafo circula por primera vez en Guayaquil el 16 de febrero de 1884, dando sus mejores luces cuando fuera de propiedad de los masones  José Abel Castillo y  su hijo José Santiago Castillo, denunciando hechos vergonzosos como el conocido como la venta de la bandera, en la que tuvo participación el ex Presidente José María Plácido Caamaño.

Luego de un largo batallar, el 5 de junio de 1895, triunfan las ideas de paz, progreso y libertad; y, se inician una serie de gobiernos liberales de gran beneficio al Ecuador, como el de Alfaro que estableció la educación laica, gratuita y obligatoria, dio participación a la mujer en la Administración Pública, creó el Colegio Militar y la Escuela Naval, funda la Escuela de Bellas Artes y el Conservatorio Nacional de Música, impulsa la construcción del ferrocarril Guayaquil-Quito, entre otras leyes y obras importantes.

En pleno siglo XX, siglo de las luces, el domingo 28 de enero de 1912, en el parque El Ejido de Quito, Eloy Alfaro, su hermano Medardo, su sobrino Flavio, el gral. Manuel Serrano, el Coronel Ulpiano Paez, Jefes liberales, todos ellos masones, fueron inmolados por el hecho de haber liderado la lucha por el imperio de la Libertad, Igualdad y Fraternidad.

Accede al poder el hermano masón Dr. Alfredo Baquerizo Moreno (1916-1920) de la logia Luz del Guayas, hombre probo complementó las líneas férreas construyó vías y puentes como el de Rumichaca, su tolerancia masónica permitió pasar de la guerra a la paz del país. Fue el primer presidente en visitar el archipiélago de Colón, reiterando la soberanía ecuatoriana sobre estas islas que fueron incorporadas al territorio ecuatoriano por el Gral. José Villamil, también masón.

El 16 de septiembre de 1921 circuló por primera vez el diario El Universo, diario fundado por el masón Ismael Pérez Pazmiño de la logia simbólica Sucre No.10.

El Dr. Gonzalo Córdova Rivera, masón iniciado en los EE.UU., fue electo presidente en 1924, siendo Presidente de la Cámara del senado el masón Dr. Alberto Guerrero Martínez, perteneciente a la logia Oriente Ecuatoriano No.3.

Durante la revolución juliana que comenzó en Guayaquil el 9 de julio de 1925, son apresados los masones Dr. Manuel Tama y Gustavo Chanage, revolución que concluye con el nombramiento de la Junta de Gobierno en 1926 en la que intervienen los también masones Dr. Julio Moreno, Adolfo Hidalgo Nevares e Ing. José Antonio Gómez Gault.

Entre 1931 y 1932 ejercen el poder los masones Luis Larrea Alba, Juan de Dios Martínez Mera, Abelardo Montalvo y Alfredo Baquerizo Moreno.

En 1938 en la Presidencia del Gral. Alberto Enríquez Gallo, y con el Ministro también masón Dr. Carlos Ayala Cabanilla, se promulga el código del trabajo, vigente con reformas hasta nuestros días.

Entre 1930 y 1940 hubo un total de 16 presidentes, titulares, encargados e interinos, actuando también el masón Dr. Andrés F. Córdova que asume la Presidencia de la República en su calidad de Presidente de la Cámara de Diputados.

En nuestro calendario épico, el 25 de julio de 1941, Combate Naval de Jambelí, cuando el buquecito Calderón enfrentó al moderno y veloz buque de guerra peruano Almirante Villar, comandaba la nave el Capitán de Corbeta Rafael Morán Valverde, hermano masón de la logia Sucre No. 10.

Del 16 de noviembre al 17 de diciembre de 1942 ejerció la Presidencia de la República Miguel Angel Albornoz, hermano masón de la logia Juan Pío Montúfar de Quito.

Lorenzo Frau Abrines cita que nuestra nación ha sido dirigida por cinco ocasiones por el Il.·. H.·. Dr. José María Velasco Ibarra, no tenemos registros de este hecho, por lo que debemos presumir que su trabajo masónico lo desarrolló fuera del país, posiblemente en Argentina, sitio natural de sus destierros.

Capítulo aparte, merece el estudio de la masonería actual que se desarrolla en nuestro país, pero considero oportuno por lo menos mencionar algunos de los pilares sobre los que descansa nuestra Orden; comienzo por nombrar al Q.·. R.·. H.·. Giovanni Pantalone (or.·. et.·.), quién en su oportunidad supo salir al rescate de la dignidad de la masonería quiteña; al Q.·. R.·. H.·. Pablo Guerrero Torres (or.·. et.·.), primer G.·.M.·. de la Gran Logia Equinoccial; al Q.·. R.·. H.·. Ricardo López  (or.·. et.·.); Q.·. R.·. H.·.Galo Flor pinto (or.·. et.·.), Q.·. R.·. H.·. Fidel Jaramillo Terán (or.·. et.·.); Q.·. R.·. H.·. Jaime Arturo Chiriboga Estupiñán; Q.·. R.·. H.·. Jaime Egas Daza; Q.·. R.·. H.·. Marco Ordóñez Andrade, Q.·. R.·. H.·. Ramón Torres Pazmiño; Q.·. R.·. H.·. Galo Pachano y el Q.·. R.·. H.·. Alfredo Terán Almeida actual conductor de la Masonería Simbólica en el país.

También existen otros Hermanos que han destacado en la vida profana como el Q.·. R.·. H.·. Nelson Almeida como Presidente de la Corte Superior de Justicia, el Q.·. R.·. H.·. Alfonso Trujillo como Presidente de la Corte Nacional de Menores, el Q.·. R.·. H.·. Jorge Rodríguez en su lucha en la Comisión Anticorrupción, el Q.·. R.·. H.·. José Robayo como miembro de la Corte Nacional de la Judicatura, el Q.·. R.·. H.·.  Armando Pareja Andrade ex Presidente de la Corte Suprema de Justicia, el Q.·. R.·. H.·.  José García Falconí como ex miembro de la Corte Suprema y actual miembro de la Corte Superior de Justicia, el Q.·. R.·. H.·.  Rodrigo Alvares Saa ex Contralor del Estado, el Q.·. R.·. H.·. Francisco Huerta Montalvo ex Ministro de Salud,  el Q.·. R.·. H.·. Edagar Ribadeneyra ex Ministro de Gobierno, los Q Q.·. RR.·. HH.·. Luis Maldonado y Maximiliano Donoso ex Subsecretarios de Gobierno; los QQ.·. HH.·. Fausto Dután, Miguel García y Luis Muñoz en la dirigencia sindical; entre otros muchos otos HH.·. que han sido ministros, subsecretarios, diputados, alcaldes, prefectos, consejeros, concejales y mas dignidades de líderazgo social en base al cual luchan por los ideales masónicos.

Dice Lorenzo Frau Abrines también, que en nuestro país los masones eran brutal y encarnizadamente perseguidos por el clero católico, lo cual nos incrementa la valoración que debemos tener del esfuerzo y sacrificio que pasaron nuestros Hermanos para dejarnos el legado de pertenecer a esta Orden en nuestro país, grave compromiso el nuestro de continuar en ese sendero Queridos Hermanos.

Muchas conquistas se han hecho en la historia con la participación de masones y sus ideales, y ha sido el desconocimiento de la filosofía masónica de muchos Hermanos que han llegado al poder, la falta de compenetración con los ideales de la Orden, hechos que no han permitido que se plasmen estos ideales que han generado tantas grandes luchas.

Dice nuestro Q.·. H.·. Pedro Saad, refiriéndose una época, ...“Los antiguos MM.·. heroicos y combatientes de las guerras se han vuelto propietarios, hacendados, ministros, banqueros, o armadores. La sed de poder acalla la Libertad. El afán de lucro es mayor que la Igualdad. El egoísmo se antepone a la Fraternidad”....

La Masonería como tal no  tiene proyección externa, pero su operatividad se da a través de sus organizaciones paramasónicas y comasónicas. Os convoco a estudiar y a conocer cada día más sobre nuestra Orden, para con esos ideales que la rigen, trascender al mundo profano vía estas instituciones que no usan el nombre de la Masonería sino sus principios y que también son nuestras.

Esta es QQ.·. HH.·., una semblanza que en honor al tiempo, ha mutilado hechos y nombres masónicos que denotarían  mejor el trabajo silencioso que se ha desarrollando dentro de estos templos masónicos en aporte a la Historia del Ecuador, que nadie piense que aquí trabajamos en vano, pues en la misma forma silenciosa, seguimos luchando por la Libertad, Igualdad y Fraternidad.

ES JUSTICIA PARA CONCLUIR RENDIR UN HOMENAJE A TODOS NUESTROS QUERIDOS HERMANOS QUE NOS ANTECEDIERON Y QUE DIERON GLORIA E HICIERON POSIBLE LA FORMACION, EXISTENCIA Y PERMANENCIA DE LA MASONERIA EN EL ECUADOR, GRACIAS A TODOS ELLOS.

Es mi palabra.

En el or.·. de Quito, a los 23 días del mes de enero del año 2003 e.·. v.·.

Belisario Merizalde Boada
M.·. M.·.

 

Dirección: San Salvador E7-197 y La Pradera * Telfs: +593 2 2561 579 / +593 9 9765 6707 * e-mail: nuevaamerica@masoneriaecuatoriana.info

QUITO - ECUADOR